Este tópico es muy importante de recalcar, porque recordemos que no existen dos cabezas iguales y cada paciente tiene un look particular e irrepetible. Para conservar la individualidad de cada paciente, y no generar una máquina automatizada de implante capilar, se deben tener en cuenta los siguientes parámetros a la hora de realizar la cirugía.

  • La etnia: Recordar que la implantación capilar de los asiáticos es diferente a los latinos.
  • La densidad capilar: Es diferente en cada paciente y en cada zona de la cabeza.
  • La dirección del crecimiento del cabello, el color del cabello y de la piel, grosor del cabello y cualidad de éste (liso u ondulado).

Debido a todo lo anterior es muy importante que quien realice la cirugía además de dominar muy bien la técnica debe tener un buen sentido del arte, ya que esto garantiza un optimo resultado estético y técnico que logra cumplir con las expectativas del paciente.