La pérdida de cabello temporal es una gran preocupación principalmente en mujeres, pero deben estar tranquilas, esto se puede solucionar.

No todas las pérdidas de cabello son iguales. Tenemos por un lado la calvicie de patrón masculino, que es fácilmente detectable y puede ser reparada con una cirugía de implante capilar.

Por otro lado tenemos, la caída de cabello temporal, que mucha gente comienza a percibir al ver más y más cabellos acumulados en su almohada o peine cada día. Pero, ¿cómo saber cuándo es necesario preocuparse respecto de la cantidad de pelo que vemos cada día en nuestra peineta o cepillo? Los expertos indican, que si se observan mas de 100 pelos diarios, por una cantidad prolongada de tiempo, es hora darle importancia.

¿Cómo saber, sin embargo, si la caída de cabello es resultado de una herencia genética irreversible (alopecia androgénica), o de una condición médica desconocida? Existe un importante número de condiciones médicas que pueden causar perdida temporal de cabello, y que pueden ser tratadas sin cirugía de implante capilar.

Las siguientes son las causas mas comunes, que podrían explicar su perdida de cabello temporal:

  • Hipotiroidismo: Bajo circunstancias normales, la glándula tiroides regula como su cuerpo utiliza la energía, y cuan sensible es a otras hormonas. Con hipotiroidismo, la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de ciertas hormonas, lo que produce un desbalance en su equilibrio químico normal. Uno de los resultados puede ser el adelgazamiento del cabello. Por fortuna, al ser apropiadamente diagnosticado, el hipotiroidismo puede ser controlado, y cualquier perdida de cabello ocurrida puede ser reversada.
  • Embarazo: Los cambios hormonales, durante y después del embarazo, pueden derivar en una serie de cambios corporales. Luego del embarazo, las mujeres pueden experimentar una anormal caída de cabello, cuando los folículos pilosos pasan a una fase telógena o de inactividad. Esta condición normalmente termina tres o cuatro meses después de concluido el embarazo, sin embargo, si la perdida de cabello continua, puede ser signo de un desbalance hormonal de consideración, que requiere de la consulta con su médico.
  • Estrés: El estrés físico extremo, como una dieta de choque o una fiebre muy alta, pueden llevar a los folículos a una fase de inactividad prematura. Las razones de esta conexión no están del todo estudiadas, pero un médico dermatólogo o un tricólogo, podrían ayudarlo con un tratamiento o terapia para su condición subyacente. Una vez que el estrés esta bajo control, el ciclo de crecimiento de su cabello debería volver a la normalidad.